Retos de un expatriado: diversidad cultural en el trabajo

Foto expatriados reto de trabajar en equipo multicultural

Cuando llegas a un nuevo país, la diversidad cultural se hace notar nada más pisar el aeropuerto. Cómo se mueve la gente, cómo se comunican entre ellos, qué tono de voz emplean…todo es nuevo y a veces tan diferente!

En nuestra vida privada, social y familiar nos podemos ahorrar muchos disgustos si preparamos estas diferencias culturales antes de la expatriación. Pero en el terreno laboral nos podemos jugar el éxito de la expatriación, ya que estas diferencias son clave para la integración en tu nuevo equipo de trabajo.

En cuanto llegué a París para incorporarme al equipo internacional de mi empresa, me dije a mi misma “Esto está chupado Vane”, toda la vida rodeada de franceses y hablando el idioma, lo tienes tirado”…que ingenua!!

En la primera reunión lo pasé francamente mal. El tono de voz, la forma tan sumamente brusca y directa de dirigirse a mí y la de mierda (perdón por la palabra) que me echaron encima nada más empezar la reunión fue un verdadero shock para mí. Pero si ni siquiera sabía cuál era mi función en el equipo!! No me había dado tiempo ni a encender el ordenador y ya estaban recriminándome que no estaba cumpliendo los plazos!!

En ese momento me lo tomé como algo personal, no iba preparada para esas diferencias culturales y pensé que claramente iban contra mí.

Nada más lejos de la realidad. Así son las reuniones en Francia, nadie quería ofenderme ni mucho menos hacerme daño. Pero yo me tiré casi 1 mes escondiéndome en el baño para llorar 5 minutos tras cada reunión de equipo. ¿Me lo podría haber evitado? claro que si!!

5 aspectos clave a tener en cuenta antes de incorporarte a un equipo de trabajo multicultural:

  • Valores y creencias

Conocer mis propios valores y creencias es clave para mi futura integración. Solo conociendo en profundidad cuáles son y qué papel juegan en mi día a día podré identificar las diferencias con los de mi país de acogida. Una vez ese trabajo hecho, toca investigar acerca de cuáles son esos valores y creencias en mi empresa.

Concuerdan con los míos? Cómo puedo gestionar esas diferencias para no generar malentendidos? Son preguntas que deberás plantearte tanto para una entrevista de trabajo como para incorporarte a tu nuevo equipo.

  • Comunicación verbal y no verbal

Aquí topamos con la REINA de los malentendidos en equipos multiculturales. La Comunicación.

Las barreras del lenguaje no se resumen en ser capaz de comunicarte o no en un idioma…que va!!! Aquí entran un sinfín de sutilezas a tener en cuenta. Párate a pensar 2 minutos la de veces que has malinterpretado algo en tu propio idioma.. a mi se me ocurren unas cuantas ahora mismo. Pues eso trasladado a otro idioma que no es el tuyo, con gestos que no significan lo mismo en tu cultura y todo ello en un equipo que aún no conoces.

Por ejemplo en Estados Unidos y Alemania el hablar alto, y dar tu opinión de una forma clara y directa no se considera “agresivo” pero para un Japonés que está acostumbrado a hablar en un tono muy suave cuando expone su punto de vista será una enorme falta de respeto

Si te encuentras ante esta situación y nadie te ha preparado para esas diferencias culturales, utiliza el sentido común. Observa mucho y sobre todo  escucha . Es imposible conocer y tener en cuenta absolutamente todos los factores culturales, eso llegará con el tiempo.

  • Costumbres del país

Las diferencias culturales no son malas, como te contaba en este post sobre cómo tener una expatriación más feliz, simplemente hay que ser conscientes de que existen aunque a veces no se perciban a primera vista. Si se tocan entre ellos o no, el tono de voz, los gestos  so cosas que se notan, se perciben.

Pero y si no saltan a la vista y simplemente damos por hecho algo y lo malinterpretamos?

Por ejemplo los turnos de palabra en una reunión  en Asia se llevan a rajatabla en función de la edad, posición etc… Son cosas que no se van a percibir a simple vista pero que están ahí y pueden dificultarte tu integración si no las conoces.

  • Hacer que mis diferencias sumen, no que resten.

Siguiendo con el ejemplo de mi experiencia en París. La de energía que perdimos y el desgaste que supuso la lucha de egos entre equipos de Francia y España fue bestial. Ni mi forma de hacer las cosas tiene por qué ser la más eficaz, ni mi punto de vista el único a tener en cuenta. Deja el ego aparcado por un momento y plantéate ¿Qué puedo aportar yo de diferente al equipo para aprovechar todo nuestro potencial?

  • Manejar las diferencias con respeto

Cuidado con los estereotipos, tanto si eres tu el que se incorpora a un nuevo equipo, como si acoges a alguien que llega nuevo de otro país.

Evitemos palabras como “todos” o “siempre” . Ni todos los españoles dormimos dos horas de siesta después de comer (de hecho serán una ínfima parte de suertudos que lo hagan), ni todos los latinos llegan siempre tarde a las reuniones. Te ayudará conocer aspectos generales de una cultura antes de tu expatriación pero cuidado con caer en estos estereotipos.

El reto principal aquí es evitar lo que se llama etnocentrismo. Tendemos a evaluar si lo que hace el otro está bien o mal, es correto o incorrecto, si mi forma de hacerlo es peor o mejor que la suya… No juzguemos porque no llegaremos a ninguna conclusión y nos desgastaremos por el camino. Simplemente intenta entender y empatizar desde su perspectiva, no desde la tuya.

 Bueno pues dicho esto voy a prepararme la paella y la sangría que tomamos a diario en España. Ah….pero antes me marcaré un zapateado flamenco en el salón para abrir boca.

Love xxx

Comentario

Tu email es nunca será publicado o compartido. Los campos señalados son obligatorios *

Sobre mí

Trasladarte a vivir a otro país con tu familia es una experiencia tan enriquecedora como complicada. Una aventura que se vive mejor si se comparte en comunidad.

categorías

SÍGUEME EN INSTAGRAM

Menu